fbpx

Cambiar el mundo puede ser rentable

Seguramente has escuchado ahora más que nunca sobre la importancia de la responsabilidad social y nuestro deber como ciudadanos de tomar acciones que aporten al cuidado del planeta. Suena lógico, pues hemos llegado a un punto en el que los problemas llegaron a su límite; no podemos seguir ignorándolos.

El lado positivo es que ha surgido la iniciativa del “Emprendurismo Social”, que son personas dedicadas a generar y poner en acción ideas que ayuden a mejorar el mundo. Son nuestros activistas, rebeldes green e incluso, empresarios.

Los empresarios sociales se preocupan tanto por la utilidad como por generar un impacto positivo. Esta nueva gama de emprendedores tiene el firme objetivo de buscar revolucionar la vida de miles de personas y el medio ambiente, ponen de cabeza la forma de emprender dándole prioridad a los proyectos que pretenden generar un verdadero cambio.

¿Y sabes qué? ¡Están teniendo mucha popularidad! Junto con los emprendedores sociales vienen los consumidores conscientes, el cliente moderno ya no solo se preocupa por el producto final, sino por su significado: ¿Qué tan bueno es para la sociedad? ¿Al comprarlo contribuyo a alguna causa positiva? Nunca ha sido tan fácil llegar a la cartera de los clientes a través de prácticas de impacto social.

Conviértete en emprendedor social

Si estás aquí es porque tienes (o eres parte de) una idea de negocio ya sea puesta en acción o en proceso de desarrollo. Independientemente de su estado, aún puedes darle un enfoque hacia la responsabilidad social.

¿Por qué?

  • Mejor imagen corporativa y reputación de la empresa.
  • Fomento de la innovación.
  • Mayor captación de clientes.
  • Aumento en la fidelidad de los consumidores.
  • Ventajas para obtener financiamientos.
  • ¡Nada más y nada menos que la contribución a un mundo mejor!

¿Cómo?

  • Trabaja en la identidad de la empresa. Establece códigos de ética y valores vivenciales. No es cuestión de escribirlos y tenerlos muy bonitos en la sección “Nosotros” de la página web, sino de que se noten en las prácticas diarias de la empresa, los textos, la publicidad, el trato entre colaboradores y hacia empleados. Asegúrate de que cada persona implicada en la empresa (empezando por ti) comparta dichos principios ¡Es cultura!
  • Trabaja en tu producto. Ya no es suficiente atender una necesidad; se debe brindar una experiencia integral de satisfacción al cliente, es decir, hacer cosas extraordinarias, mantener una búsqueda continua de la mejora del producto o servicio enfocada en la contribución a un bien mayor.
  • Trabaja en estrategias de responsabilidad social. Toms y la política One For One, Starbucks y Todos Sembramos Café, The body shop y Forever Against Animal Testing. La combinación entre una gran empresa y una buena estrategia de compromiso social es un boom asegurado. Busca formas de conectar tu producto a una causa social y utiliza el poder del marketing para conseguir personas que quieran aportar y de paso ¡Comprarte!
  • Trabaja en tu mentalidad. El mundo ha evolucionado, el rol del ciudadano ya no se trata de simplemente hacer bien lo que le toca, se trata de emprender, de dejar de ser obedientes al sistema y comenzar a ser disruptivos. Lo que este planeta necesita son más emprendedores sociales con ideas e iniciativas, y si eres empresario, el saco te queda aún más. Rompe el esquema tradicional, deja de pensar solo en las utilidades y en la empresa como un objeto ¡Las empresas SON las personas! Personas que sirven personas. Ese es el centro, esa es la meta.

Es anticuado seguir teniendo una visión rígida del mundo, o ver casi imposible que una persona logre un impacto masivo. En realidad ¡Nunca había sido tan fácil lograr cosas grandes! Gracias a la tecnología podemos llegar a millones de personas con un solo click. Imagina las cosas que puede lograr tu empresa a través del comercio electrónico, no solo venderles a personas que estén en el otro lado del mundo, sino conectar con ellas para un bien mayor. Piensa ¿Qué significado le quieres dar al último click de tu tienda en línea?

www.ultimoclick.mx

 

Leave a comment