fbpx

Cometer errores para triunfar: ¿Mito o realidad?

Para ser exitoso es necesario fracasar una y otra vez, cometer muchos errores y aventarse a lo desconocido sin importar los grandes riesgos que podrías correr. Te lo han dicho Mark Zuckerberg, Elon Musk, Richard Branson y muchos otros multimillonarios que al parecer tuvieron que fracasar incontables veces para llegar a donde hoy están.

Tener el ejemplo de estos magnates es realmente alentador. Obviamente, que te digan “¡No pasa nada! ¡Equivócate! Ese es el camino al éxito” está padrísimo, pues te imaginas que simplemente con tener la valentía para aventarte y si falla volverlo a intentar una y otra vez es suficiente para finalmente triunfar ¿No?

Pues no.

No por el hecho de cometer un error significa que automáticamente encontrarás la respuesta y no por cometer muchos errores tendrás finalmente la solución; si la vida funcionara así, todo el mundo sería exitoso, pues no existe una persona que nunca se equivoque. Sin embargo ¿Cuál es el factor determinante? ¿Cuál es la diferencia entre los errores de una persona común y los de Steve Jobs? ¿Por qué solo a unos cuantos les sirve fracasar para triunfar y a muchos otros solo para seguir fracasando?

Analicemos la cuestión con un problema matemático:

Ahora encuentra la X.

Ese es el problema, pocos son los que logran resolver este dilema pues la mayoría ni siquiera se lo ha planteado. Si bien, la solución se encuentra en analizar minuciosamente los datos. Pregúntate:

• ¿Qué hacen mal los que cometen errores y terminan fracasando?
• ¿Qué hacen bien los que cometen errores y terminan triunfando?

Ahí se encuentra el misterioso secreto de la gente exitosa. Claro, en la vida real esto no se soluciona con una simple fórmula. Son muchos los factores que pueden determinar el éxito de una persona y la gran mayoría de éstos son personales. Sin embargo, sí podemos afirmar que existen una serie de principios universales que se manifiestan en hábitos compartidos por las personas que triunfan después de cometer errores, éstos son los que podemos identificar:

1.- Coraje para arriesgarse

La gente con gran éxito tuvo que hacer un gran salto de fe. Ellos toman todas las oportunidades que se les presentan para avanzar cada vez más y la mayoría de las veces, esos pasos hacia adelante implican incomodidades e incertidumbres. Aprende a habitarlas, atrévete a hacer cosas disruptivas que te den miedo; solo siendo diferente a los demás podrás destacar de ellos.

Hazte la siguiente pregunta: Si no tuvieras miedo ¿Qué harías?

2.- Inteligencia para crear un plan

Ojo cuando te recomiendan aventarte, pues no es simplemente decir: “¡Tengo un proyectazo en mente súper huge y vamos con todo! ¡Venga!” Cuidado, debes estar preparado y muy consciente de las posibles consecuencias. Analiza cada alternativa junto con sus pros y contras, diseña un plan B y hasta un plan C. El soldado que no se prepara para la batalla, la pierde.

3.- Humildad y resiliencia para seguir

El mundo no se acabará si cometes un error, pero si sigues obstinado a no reconocer que fracasaste, seguirás fracasando. Una persona con actitud engreída y soberbia que no acepta sus equivocaciones no tendrá éxito. Así que cuando fracases debes aceptarlo lo antes posible y pararte a buscar lo que sigue, sin lamentaciones ni reproches ¡No tienes tiempo que perder!

4.- Capacidad de análisis para crear un plan de acción

Habiendo aceptado el error, es momento de analizar la situación y hacer una auto retroalimentación, pregúntate:

• ¿Qué salió mal y por qué?
• ¿Pude haberlo evitado? ¿Cómo?
• ¿Qué puedo hacer para que esto no me vuelva a pasar?
• ¿Qué le puedo sacar de provecho a la situación?

En base a esa información, crea un plan de acción. No permitas que tu aprendizaje permanezca en ideas y actúa lo antes posible. La única forma de ganar es hacerlo más rápido que los demás.

Entonces ¿Cometer errores para triunfar es mito o realidad? Cada persona exitosa te dará una respuesta diferente de acuerdo a lo que le ha funcionado, pero dejemos a un lado a Richard Branson y todos ellos. Enfoquémonos en ti. Te invito a adecuar la pregunta a ti mismo y a pensar en tu respuesta.
En mi opinión, el éxito no te lo da el cometer errores, sino lo que haces después de cometerlos. Pregúntate lo siguiente: ¿Cómo los errores que he cometido me han afectado? ¿Se han convertido en algo bueno a largo plazo o dejé que se queden en fracasos? Analiza tus proyectos y si tienes uno nuevo en mente, ya sabes lo que dicen: ¡Arriésgate!

Nos encantaría ser parte de tu próximo éxito, entérate de cómo UltimoClick te puede ayudar:

www.ultimoclick.mx 

% Comentarios (1)

Muy buen artículo muchachita, se ve que sabes lo qué haces y dices, bendiciones

Leave a comment