Cómo embellecer la portada de tu ecommerce con imágenes atractivas

Imagen representativa de la anatomía de la portada de un sitio web.

¿Alguna vez te has topado con la tienda online de una empresa que tiene banners con imágenes de baja calidad o que apenas las ves piensas “qué feo está”? Bueno, pues esa es una muestra de que las imágenes de portada de un ecommerce son vitales para la retención de los clientes

De la vista nace el amor, y las tiendas online no se salvan de esto; una buena imagen puede reflejar desde la identidad de tu marca hasta la confiabilidad de tu sitio. Por ende, a continuación te presentamos esta guía donde te proporcionaremos las mejores prácticas para el diseño de las imágenes para banners o sliders principales.

Pero, si tus dudas están más enfocadas a cómo tener buenas fotografías de tus productos, entonces nuestra “Guía definitiva de fotografía de producto” te será de mayor interés ya que ahí hablamos de todos los requerimientos y bases para obtener fotografías profesionales de tus productos, que luego serán muy útiles para su uso en banners o sliders, especialmente si comercializas productos que no pueden lucir en modelos o mostrado en su uso cotidiano.

La importancia de la imágen de inicio.

La imagen de inicio o imágen de cabecera es la primera imagen que ven los visitantes cuando entran a un sitio y suele ocupar toda la pantalla por lo que es a la que debes enfocar tus esfuerzos ya que no solo debe dar una buena apariencia al sitio, sino también invitar a la interacción con el mismo.

Anatomía:

Las imágenes de banner, de preferencia, deben tener un espacio libre para que vaya ahí un mensaje persuasivo ya sea sobre la marca, un producto nuevo o diferentes áreas de tu tienda online. Debe ser conciso. Debajo del mensaje se recomienda emplear un botón CTA que llame a la acción de comprar.

Ejemplo de la anatomía de una imagen de inicio

Sin embargo, cuando tu imagen de encabezado consiste en un slider o carrusel de imágenes, tienes la libertad de colocar diversos mensajes. Una imagen puede ser sobre la marca, otro sobre un producto nuevo, otro sobre una oferta o sobre un anuncio, etc. En este caso lo importante es que no sean muchas imágenes, lo ideal son menos de 5 y todas deben ser igualmente atractivas y no distar mucho del estilo general de la marca.

Ejemplo de un slider en una tienda online

El mensaje:

Una composición que combine texto e imagen serán tu mejor herramienta para lograr captar la atención de tu público, pero para que una imágen atraiga debe tener un mensaje persuasivo.

“Escribe titulares, no encabezados” — Russell Davies

El título debe ser corto y (si es requerido) el texto que lo acompañe ocupar máximo dos renglones. Si no lo hace, entonces no estás explicando bien tu producto. La simplicidad es la esencia de estos textos.

Puedes aprovecharlo para:

¿Qué es mejor: Una imagen estática o un conjunto de imágenes rotando?

Teóricamente una imágen estática es mejor que los carruseles puesto que captura inmediatamente la atención del visitante y este tiene mayor probabilidad de interactuar con el CTA a que si fueran diferentes imágenes. Sin embargo, en la práctica depende mucho del giro de tu negocio y del uso que le des al slider. Si manejas constantemente promociones o tienes un flujo de productos nuevos frecuentemente, para ti lo ideal sería utilizar sliders. 

En resumen, podemos decir que los requisitos generales de una imagen de cabecera son:

Procura cambiar estas imágenes de manera frecuente para mantener tu tienda fresca y no decaigan las conversiones.

¿Esto es lo único en lo que debes enfocarte?

¡Por supuesto que no! La portada de tu ecommerce no es solamente la imagen de cabecera. También debes colocar imágenes llamativas en los demás apartados del ‘home’ de tu página.

Para hacerlo, tienes que sacarle provecho a la estructura. Dichas estructuras varían de tienda en tienda, no obstante todas están enfocadas en resaltar diversas áreas de tu página en diferente orden. 

Por ejemplo: Si tienes un apartado con el menú de tu catálogo, puedes colocar imágenes o íconos referentes a su contenido.

Ejemplo de títulos de catálogos ilustrados con imágenes.

Si ofreces diversos servicios, puedes colocarlos en recuadros con fotografías de fondo que tengan que ver con el servicio mencionado y su respectivo botón CTA que dirija a la subpágina. Aquí lo ideal es tener fotografías propias y no usar fotos de bancos de imágenes puesto que si empleas muchas, puede bajar la calidad y confiabilidad de tu sitio.

Ejemplo de un apartado de servicios.

Si quieres destacar información de contacto, características de tu negocio o el blog de tu tienda, puedes hacerlos llamativos con un diseño sencillo.

Si buscas dirigir a los visitantes a productos específicos, puedes emplear banners con la misma estructura que la imágen de cabecera.

(Te podría interesar: 4 razones para usar landing pages en un ecommerce).

Ejemplo de un banner destinado a una línea de productos en un ecommerce.

Con todo esto ya puedes tener una idea más clara de lo que necesita el ‘home’ de tu tienda en línea para que se vea más profesional y atractiva. 

Ahora te preguntarás ¿qué pasa si vendo productos como herramientas, medicinas, pinturas, u otro producto poco atractivo en sí mismo? Bueno… en este blog solo nos enfocamos en los mejores tips de composición y cómo volver llamativos los diferentes apartados de la portada de tu tienda online. Con esta información puedes tener claro qué pedirle a tu equipo de diseño/marketing para vestir tu tienda si ellos no tienen mucha experiencia de diseño web y aplicarán sus conocimientos para crear los banners adecuados para tu tienda online.  Sin embargo, ahondaremos más en el aspecto creativo de la fotografía de producto en un momento no muy lejano ¡espéralo!

 

¡ESTÁS A UN CLICK DE TENER TU PROPIA TIENDA ONLINE!

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

×