Guía definitiva de fotografía de producto para ecommerce

Ilustración de una cámara fotográfica con fotos de tennis a su alrededor

Una tienda online es una sucursal más pero digital, y la gente interactúa en ella de forma similar a como si estuviera en una tienda física. Sin embargo, como no es posible ver y tocar los productos, es de suma importancia que los productos en la tienda online cuenten con todas las fotografías necesarias para que una persona se anime a comprarlos.

¿Por qué es importante la fotografía de producto?

La clave para retener a un visitante en tu tienda online es por medio del aspecto visual al ser el 90% de lo primero que percibe una persona al visualizar una página. La mala calidad y/o escasez de imágenes de un producto puede afectar en las ventas del mismo ya que no darán confianza a tus visitantes. 

Fotografía de unas botas moradas

“Un 33,16% de los compradores prefiere que haya varias fotografías; y la mayoría, un 58,03%, prefiere fotografías de 360º del producto”. - Shopify

Por ello, traemos esta guía definitiva en la que te explicaremos todo lo que necesitas para que tu o tu equipo realice fotografías óptimas de tus productos, así como unos cuantos tips para darle un toque especial a tu tienda ;).

Si ya sabes de qué va la fotografía de producto y lo que quieres es mejorar los banners y sliders de tu ecommerce, te puede interesar este otro blog: Embellece tu ecommerce con imágenes atractivas.

 

Primero lo primero…

El equipo de trabajo

Cuando se habla de conseguir equipo de trabajo nos puede venir a la mente un equipazo profesional y nos abruma la inversión estimada. Pero no hay nada de qué preocuparse, no es necesario contar con súper cámaras y luces para tomar buenas fotografías.

Cámara

Una cámara debe tener al menos las siguientes características:

  • Con posibilidad de trabajar en formato RAW. – El formato RAW es de gran ayuda para la edición de niveles y curvas dentro de los programas de edición como Photoshop o Lightroom.
  • Modo manual. – Aunque son un poco difíciles de manejar, en este tipo de cámaras puedes controlar a tu gusto la apertura. 
  • Con opción de intercambiar objetivos. – La capacidad de utilizar objetivos es muy beneficioso para realizar fotografías con gran detalle.
  • Que tenga un sensor de buen tamaño. – El sensor determina la cantidad de luz que puede entrar a la cámara. Entre más grande sea, mejor calidad tendrán las fotos.
  • Modo live view. – Es importante poder visualizar una vista preliminar de la imagen que se va a capturar, esto ahorra tiempo y evita errores.

Hay un sin fin de cámaras en el mercado, personalmente te recomiendo las Nikon o Canon de gama media.

Foto de una cámara profesional Canon

Objetivo o lente

Fotografía de 5 lentes de cámara diferentes.

Lo mejor que puedes tener es un objetivo fijo con mucha luminosidad. También se encuentran las lentes con zoom, que aunque son más frágiles que las fijas, son mucho más versátiles ya que puedes cubrir diferentes distancias desde un mismo ángulo. Su precio es más elevado, por lo que solo lo consideraría si se puede sacarle provecho.

Trípode

Un tripié o trípode compatible con la cámara que vas a usar te va a ayudar a tomar fotografías más consistentes de tus productos y evitará las sacudidas al tener estabilidad, por lo que obtendrás imágenes más enfocadas. Sirven bastante para sesiones fotográficas largas o cuando hay muy poca luz y requieres usar una velocidad de obturación lenta para que ingrese la mayor luz posible.

Existen diversos tipos de trípode en el mercado, si tus productos varían de tamaño tu mejor opción es tener un tripié de viaje ya que puedes extenderlo a su máxima altura para fotografiar muebles o herramientas muy grandes o bien hacerlo lo más reducido para fotografiar accesorios pequeños, etc.

También necesitarás trípodes para tu equipo de iluminación y fondos. Lo más recomendable es conseguir unos que sean de un material robusto para que puedas andar con ellos sin problema y no se doblen con apenas una caída. Lo barato puede salir más caro a largo plazo.

Imagen de trípodes o triples de diferentes marcas.

Equipo de iluminación

La iluminación es el aspecto más importante de la fotografía; podrás tener una cámara de cientos de miles de pesos pero si no sabes iluminar bien, la toma saldrá como si la hubieras hecho con una cámara de gama baja.

En el ámbito de la fotografía de producto, en especial para un ecommerce, los productos deben estar bien iluminados para que se aprecien todas sus características y resaltar detalles físicos. Para lograrlo, se requiere de un control total de la luz; por ende, no puedes usar luz natural y debes optar por la iluminación artificial.

Aquí hay dos opciones a elegir, con sus respectivos pros y contras:

Flash

Las luces de flash o luces estroboscópicas, es un estilo de iluminación en el que la toma se iluminará en una fracción de segundo, mientras el obturador de la cámara está abierto, por lo que deben estar sincronizados por medio de un cable o de forma remota para su funcionamiento. El resultado de la toma no se puede predecir.

Es importante que el tiempo de sincronización sea de 1/200s, si aumentas la velocidad de obturación pueden salir errores en las fotos. 

Si deseas usar el flash como tu iluminación principal, es importante comprarle un adaptador para modificar y controlar la luz como queramos, puesto que el flash por sí solo, solo arrojará la luz en forma rectangular. Con el adaptador podrás colocarle un reflector de campaña y con ella obtendrás una iluminación más amplia que te permitirá realizar cualquier modificación a la fotografía en el proceso de edición y retoque. También podrás hacer uso de un Snoot, el cual sirve para reducir la salida de luz, esta es una herramienta muy útil cuando el objetivo es iluminar puntos específicos en una escena.

Iluminación continua

Como su nombre lo indica, la iluminación continua brilla continuamente, por lo que puedes ver cómo está iluminada la toma antes de capturar la imagen.

Existen kits de iluminación con focos sencillos, sin embargo, no son recomendables ya que su potencia es muy limitada. Aquí lo ideal es conseguir al menos dos paneles de luz LED que cuenten con tono, potencia y temperatura ajustables. Para ecommerce la potencia mínima requerida son 500W.

Por su parte, las luces constantes brillan continuamente, por lo que puedes ver el resultado incluso antes de tomar la imagen. No es necesario sincronizarlas con la cámara.

Un accesorio que va de la mano con la iluminación para su total control son los stripboxes, softboxes, snoots y reflectores.

Stripbox

Este accesorio es ideal para la fotografía de producto, sobre todo cuando se emplean modelos o los productos tienen un volúmen cilíndrico pues su objetivo es diferenciar al sujeto del fondo de manera efectiva mediante la interacción con las luces del entorno. Son ideales para fotografiar en espacios reducidos con una distribución uniforme de la luz ya que con el Stripbox se puede obtener un reflejo largo y estrecho con bordes suaves.

Softbox

Es un accesorio cuyo fin es suavizar la luz proveniente de un flash ubicado en el interior de su centro y sus capas traslúcidas distribuyen la luz de forma natural y suavizada hacia una dirección específica.

Existen varios formatos, tamaños y tipos como los cuadrados, rectangulares, octogonales, plegables, robustos, etc. El ideal para ti dependerá de los tipos de productos que desees fotografiar.

Un uso común del softbox es para dar una luz de relleno o complementaria a la luz principal.

Imagen de los elementos esenciales para una buena iluminación durante la fotografía de productos para ecommerce: Stripbox, softbox, snoot y reflectores.

Snoots

Como habíamos mencionado anteriormente, los snoots son accesorios para el flash con el que puedes enfocar puntos de luz en un ángulo reducido y cerrado. Son ideales para destacar espacios determinados de nuestra escena.

Reflectores

Un reflector es esencial puesto que equilibran la luz y oscuridad al crear una iluminación de relleno cuando no hay suficiente. Para la fotografía de producto es una herramienta muy importante ya que va a favorecer la visibilidad de las partes de la escena.

No es necesario comprar un reflector profesional, especialmente si los productos a fotografiar son pequeños. Muchos fotógrafos crean reflectores improvisados con cartulina o tarjetas blancas hechas de foamcore, que puedes encontrar en cualquier tienda de arte. El objetivo es tener una superficie que haga rebotar la luz hacia donde se desea. Además, estos pueden tener diferentes tonos para dar diferentes resultados a las fotos, por ejemplo: el reflector blanco rebota la luz suave y no modifica la temperatura del color, un reflector negro aumenta las sombras y absorbe la luz, mientras que uno dorado da calidez a la toma.

Fondos

Para las fotografías de ecommerce el mejor fondo es el uniforme en color blanco, aunque a veces hay ecommerce que utilizan tonos como el gris o crema. Depende del producto y la personalidad de tu marca, ya que por ejemplo el tono crema es muy utilizado en ecommerce que venden productos orgánicos o artesanales. En el mercado hay muchos kits de fondos de diferentes tamaños, es cuestión de que elijas el que más te convenga por los tipos de productos que comercialices.

Fotografía del equipo de iluminación y un fondo.

¿Cómo prepararte para la sesión de fotos?

Antes de tomar tus fotos necesitas preparar un espacio un poco amplio para realizar la sesión fotográfica. Coloca el fondo, las luces, los reflectores y la cámara en el lugar seleccionado y asegúrate de que la cámara está en un ángulo y encuadre idóneo para que todos los productos a fotografiar y no tengas que mover la cámara de su lugar en algún momento.

Consideraciones básicas:

  • Utiliza guantes para tocar los productos, tu peor enemigo será el polvo y las huellas, ya que son visibles.

  • Ten a la mano un bote de aire comprimido, toallas de microfibra para quitar polvo; y un rodillo quitapelusas para eliminar arrugas en la ropa.

  • Elige productos que se encuentren en buenas condiciones.

  • Haz fotografías de prueba para validar que la iluminación está perfectamente calibrada

  • Fíjate en el balance de blancos y que no se reflejen las sombras.

Cámara...¡acción!

Ahora viene lo bueno: fotografiar tus productos y que se vean profesionales. ¿Cómo lo logramos?

1. Ajusta la profundidad de campo.

Es importante que tu cámara tenga las configuraciones adecuadas. En este caso hablamos del diafragma, un mecanismo regulable en el interior del objetivo. Su apertura controla la cantidad de luz que entra y esto influye en el rango de la nitidez que tendrá una imagen a lo largo del eje imaginario entre el objetivo y el artículo.

Ejemplo de la apertura del diafragma de una cámara fotográfica.

Lo ideal es encontrar un nivel medio en la apertura ya que aunque una menor apertura enfoca por completo un objeto, reduce la calidad de la imagen. Mientras que un nivel de apertura elevado hará que el objeto tenga poco enfoque.

A continuación te presentamos un ejemplo:

Ejemplo de la profundidad de campo de acuerdo al nivel de apertura del diafragma de una cámara.

2. La composición.

  • Es fundamental que el cliente tenga la sensación de estar mirando el mismo objeto desde distintos ángulos y que los colores no cambien.
  • Encuadra los productos en el centro.
  • Emplea los siguientes ángulos de ser necesarios:
    • Ángulo frontal: Es el ángulo principal al ser similar a como se observan los productos en una tienda, mostrando las características clave del producto.
    • Ángulo alto: O vista de pájaro, es una toma de la parte superior del producto. Este ángulo es utilizado si tu producto viene en un paquete, ya que puedes mostrar todo el contenido del empaque.
    • Ángulo de 45 grados: Este ángulo sirve para mostrar los detalles que se muestran en el ángulo frontal y de perfil. No tiene que ser exacto.
    • Ángulo de perfil: La vista lateral de un producto. Es ideal si se trata de calzado o gadgets.
    • Ángulo de espalda: Este ángulo es mayormente usado en la fotografía de ropa.
  • Un hilo de pesca es tu mejor aliado. Si no cuentas con modelos para tus productos, y estos son complejos y requieren casi casi de una vista 360º… te será de gran ayuda elevarlos en el aire con el truco del hilo de pesca. Y ya en edición podrás borrarlo.
Fotografía de producto de unos tennis Nike Air Jordan.

3. Resolución de la imagen.

Utiliza la máxima resolución de tu cámara para tomar las fotografías, así te será más fácil realizar las debidas ediciones. Y más adelante podrás ajustarla tanto para usarlo en material impreso como para colocar en tu ecommerce y hacer promocionales para redes sociales. Puesto que una imágen, por ejemplo, de 5000×4560 pixeles puede ser escalada fácilmente a una dimensión menor sin perder nitidez.

4. Edición de la imagen.

Las imágenes de tus productos deben verse lo más parecidos a la vida real, por lo que sus colores deben ser lo más parecido posible. Una manera de ajustar los colores es mediante el balance de blancos, que consiste en lograr una iluminación neutral. Esto puede realizarse desde la configuración de la cámara, o bien editarlo dentro de un programa de edición como Photoshop o Lightroom; ahí mismo puedes editar las curvas y el balance. 

Para ecommerce, tienes que convertir tus imágenes jpg/png a webp, el formato por excelencia cuyo objetivo es la reducción del peso de las imágenes sin afectar la calidad de la imagen; asegurando una rápida velocidad de carga de los sitios web y subir el posicionamiento de la página en el motor de búsqueda.

…¡¿En serio todo eso es necesario?!

Sé que parece abrumador pero ¡así es!, la práctica hace al maestro…así que cuando menos te lo esperes te familiarizarás con el equipo de trabajo y tendrás tan dominado todo el proceso de las sesiones fotográficas que lo harás en un santiamén.

Por otro lado, si cuentas con un equipo de marketing que te apoye, ya sabrás qué pedirles y tendrás idea del equipo requerido para rentarlo o comprarlo. Si no tienen experiencia en fotografía, esta guía puede servirles para orientarse.

Y al ir mejorando la imagen de tus productos te aseguro que verás una reducción en la cantidad de carritos abandonados en tus estadísticas.

Si leíste esto porque estás pensando en tener tu tienda online y no cuentas con un diseñador que te ayude, espero que este blog haya clarificado todas tus dudas e inicies los preparativos para la construcción de tu tienda en línea. En Último Click contamos con expertos que pueden ayudarte a llevar tu empresa al mundo digital con una tienda en Shopify, la mejor plataforma de comercio electrónico de latinoamérica; Nuestros expertos configurarán tu tienda online con todas las herramientas necesarias para que empieces a generar ventas desde el día uno. Descubre todas las ventajas que puedes tener al contratar los servicios de un experto en nuestro blog ‘Shopify Experts, ¿para qué?’.

¡ESTÁS A UN CLICK DE TENER TU PROPIA TIENDA ONLINE!

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

×